Vieques frente a una mayor amenaza

Para muchos en la isla grande, la lucha en vieques se acabo con la salida de la marina. Que es un tema fuera de moda. Que esta pasé diran otros, pero la realidad es que la salida de la marina era solo el comienzo de un lucha mayor. En un articulo del El Nuevo Día publicado el Domingo 12 de marzo 2006. “…muchos viequenses se reafirman en que la lucha no ha concluido. Por el contrario, parece que apenas comienza. Y se vislumbra tan o más difícil que la que se libró para sacar a la Marina.” La especulación de grades empresas extranjeras con unos terrenos de alto valor turístico amenazan desplazar una vez mas a la comunidad viequense. Previendo esto, se crearon con la coparticipación de la gente, unas Guias para el Desarrollo Sustentable (que pueden leer sus conclusiones aquí) que bien podrían ser ejemplo para el desarrollo económico con la gente en Puerto Rico completo. Pero la resistencia del gobierno a la participación continua. La especulacion de los grandes intereses cobra cada dia mayor fuerza y es triste ver como muchas de las recomendaciones de estas guias no se han materializado. Comparto un articulo del periodico claridad sobre este tema.

Guía para Desarrollo Sustentable Vieques Herramienta para la autogestión comunitaria
Leer aqui

Cándida Cotto
CLARIDAD
ccotto@claridadpuertorico.com

En un documento que puede ser utilizado por otras comunidades, grupos escolares, cursos universitarios, agencias de gobierno, el Grupo de Apoyo Técnico y Profesional para el Desarrollo Sustentable de Vieques (GATPDSV) acaba de publicar la Guía para el Desarrollo Sustentable de Vieques (GDSV), que es el resultado de su estudio de casi tres años sobre la situación económica y social de la Isla Nena.

En el medio del fragor de la desobediencia civil a mediados de 1999, los viequenses, a través del Comité Pro Rescate y Desarrollo (CPRDV), se acercaron a un grupo de profesionales de diversas áreas como abogados, planificadores, economistas, sociólogos, químicos y doctores, entre otros, para que les ayudaran en su empeño de tomar en sus manos el rumbo de su pueblo y diseñar propuestas de desarrollo económico que fueran acordes con sus aspiraciones. De ese llamado surgió lo que vino a conocerse como el Grupo de Apoyo Técnico (GATPDSV), en el que participaron más de 45 profesionales puertorriqueños liderados por el planificador José Rivera Santana y la profesora del recinto de Río Piedras de la UPR, Dra. Liliana Cotto Morales.

Al margen del desarrollo que ha tomado el activismo viequense, CLARIDAD entrevistó a varios de los que participaron en los trabajos de investigación para conversar sobre los resultados de la publicación y la validez que tiene para otros sectores, además de los viequenses.

Los entrevistados, la profesora Liliana Cotto Morales, el profesor de química del recinto de Río Piedras de la UPR, Jorge Colón, la licenciada María Hernández y la doctora en medicina, Gloria Montalvo, destacaron que la publicación de la Guía tiene validez tanto para los viequenses como para otras experiencias ciudadanas que pretendan lograr una mayor ingerencia y participación en las políticas públicas de sus gobiernos. Conscientes de que hasta el presente muchas de las recomendaciones y señalamientos del documento no se han visto materializados en la práctica destacaron que aun así las revelaciones, señalamientos y propuestas del documento tienen vigencia.

La profesora Cotto Morales describió que la Guía es el resultado de un estudio cualitativo que incluyó reuniones en hogares de los sectores Isabel Segunda, La Esperanza, el barrio Destino, en el sector La Marina de la Hueca y en Monte Carmelo, entrevistas a grupos focales de jóvenes y a personas en los hogares.

En sus primeros siete capítulos, la Guía recogió información sobre la historia de la Isla Nena, la condición de sus recursos naturales y sistemas ecológicos, las condiciones socioeconómicas, las condiciones de salud de la población, los recursos arqueológicos y la infraestructura de la Isla.

En los capítulos siete y ocho se presenta “¿Cómo perciben los viequenses su situación?” y “La responsabilidad de la Marina de Guerra de Estados Unidos y del Gobierno de Puerto Rico sobre la situación actual de la Isla de Vieques”, respectivamente.

En la segunda parte se presenta un marco general para la implantación de las Guías. El capítulo 10 presenta la Legislación aplicable al municipio en los momentos de la investigación. Del capítulo 12 al 14 se presentan las recomendaciones sobre el uso del territorio, actividades económicas y el desarrollo de viviendas. El capítulo 14 contiene las recomendaciones para el tema de salud y el 15 presenta el desarrollo socio-cultural y la participación ciudadana.

El Grupo de Apoyo terminó su trabajo en octubre del 2002 y lo entregó a Vieques de forma oficial en abril de 2003, al CPRDV y a la Alianza de Mujeres Viequenses, pero no fue hasta ahora que se publicó para el público en general.

Para los entrevistados la información que se recogió en el estudio dejó cortas las denuncias que hacían los viequenses sobre las consecuencias que tenía sobre sus vidas la presencia de la Marina e incluso la falta de atención del gobierno central de Puerto Rico, que han enfrentado por años.

“Si me preguntan hoy en día dónde está esto (refiriéndose a la Guía) te diría que está detenido tanto en Salud como en otras agencias. No hemos visto ninguna coordinación clara de cómo se va a implantar. Yo creo que eso surge porque choca con el Plan de Ordenamiento Territorial que se aprobó para Vieques y con los planes que tiene el Alcalde en su Plan de Área”, manifestó Jorge Colón respecto al documento.

Colón, quien coordinó los trabajos sobre los aspectos de salud, expresó un poco su frustración con la utilidad que se le ha dado a la Guía. “En la parte particular de salud teníamos unas recomendaciones que sabemos que no se han implantado, como un sistema de vigilancia epidemiológica en los barrios”. Como un ejemplo de las revelaciones que hace el estudio, acotó que el problema de cáncer en la Isla debió haberse declarado hace mucho tiempo como una situación de emergencia.
El documento presenta un análisis de estadísticas del propio Departamento de Salud que confirmó que la tasa de mortalidad por cáncer en la Isla Nena, entre el 1990 al 1998, aumentó en más de 150 por ciento, mientras en la Isla Grande la mortandad fue sólo de 4.4 durante los mismos años. No sólo era mayor el riesgo de contraer y morir de cáncer, sino que el “riesgo era considerablemente mayor” para los niños y jóvenes menores de 20 años.

Por su parte, el trabajo de la Doctora Montalvo, especialista en salud pública, que consistió en recoger y organizar las preocupaciones y recomendaciones de los viequenses sobre ese tema, permitió diagnosticar que hasta ese momento (1999) los residentes no habían identificado que la falta de una vivienda apropiada, las condiciones del ambiente y el factor económico, estaban relacionados con la salud. Reveló que en el DS parece haber la intención de trabajar en el área de promoción de salud, conducta de riesgo y prevención de enfermedades en particular en un programa de promotores de salud de jóvenes.

En tanto, la Lcda. María Hernández explicó que el trabajo de su grupo fue de una parte recoger todas las leyes que podían servir en ese momento de herramienta para la lucha viequense y por otra, analizar la ley de comunidades de fideicomiso que existe en Estados Unidos y ver cómo se podía aplicar aquí. El grupo –integrado además por los licenciados Miriam González y Ricardo Díaz- logró elaborar un diseño de fideicomiso. El concepto del fideicomiso –explicó- es que la tenencia de la tierra está a perpetuidad en una corporación, que es la que adquiere los terrenos. Hay una junta de directores de la comunidad que es la que va a desarrollar los parámetros de la organización de los terrenos, el uso, cómo se va a construir, quiénes participan y los otros pormenores, como si es posible heredar o no. Hernández aclaró que en Puerto Rico no había una ley que tuviera ese diseño de fideicomiso.

Aunque todavía los viequenses no han logrado su fideicomiso, el trabajo del grupo legislativo y su modelo fue aprovechado por la organización ENLACE de los residentes del área del Caño Martín Peña, en Hato Rey. Hernández reveló que ese grupo examinó varias alternativas de organización para su comunidad y luego de una presentación se decidió por el modelo del fideicomiso. Lograda la ley que permitió la creación del fideicomiso, el grupo está ahora en el desarrollo de su estructura y ya se creó la corporación que va a adquirir las tierras.

Ante la ola de especuladores de terrenos que ha azotado a la Isla Nena luego de la salida de la Marina, Hernández dijo que su grupo previno que esa situación se iba a producir e incluso se podía ver en los planes de desarrollo territorial que tenía la anterior alcaldesa.

Pese a que la Guía fue el punto de partida para la elaboración del Plan Maestro para Vieques y Culebra que hizo la firma Estudios Técnicos y que fue aprobado por el pasado Gobierno, existen contradicciones entre este plan y el Plan de Área del Municipio de Vieques. “Lo que pasa es que el espíritu de las guías chocan con el Plan Maestro”, comentó Cotto Morales. Anotó que se supone que la Guía adquirió fuerza de ley a través del Plan Maestro. Lo que más parece objetar el Municipio es el nivel de participación ciudadana que proveen las propuestas de las guía.

El arquitecto Edwin Quiles, quien también trabajó en la investigación en la temática de vivienda, explicó parte de las diferencias. Apuntó que el Plan de Área es un documento del Municipio, que va al detalle de qué se va a hacer en los terrenos y un Plan Maestro es un documento más general que pertenece al Gobierno central. La Guía tiene el concepto de densificar las áreas urbanas que ya tiene Vieques, que son Isabel Segunda y La Esperanza. El plan del Municipio pretende un desparrame urbano y la construcción de un nuevo poblado en el oeste.

Las diferencias entre los viequenses y los desarrollistas son evidentes. “Hay que repensar cómo organizar la población urbana y liberar la presión sobre esos terrenos (los del oeste) y poderlos usar para la conservación y la agricultura”, apuntó Quiles.

“La concentración no implica hacinamiento, tenemos que aprender a vivir en colectividad”, apeló. Al exhortar a que hay que buscar otras alternativas para Vieques, describió que ésta se parece más a las islas vecinas como Curazao y San Martín, donde incluso la construcción de viviendas puede ser una industria de exportación.

Al destacar la validez del documento como herramienta de trabajo para otras organizaciones, Liliana Cotto exhortó a que otras organizaciones comunales conozcan el documento. La Guía se encuentra a la venta en las librerías del país y el dinero que se recaude será para el Fondo de Desarrollo Sustentable para Vieques.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s