Cronica de una cojia e’ pend#$%jo

El asunto de la comisión poco a poco se esta desemascarando como un toallazo a Aponte que le sirvio muy bien a Anibal. Entre las noticias del dia de hoy en el periodico El Nuevo Día se reseño esta noticia que casi pasa por desapercibida entre el “jubilo” de regresar a los trabajos. Se las comparto integra para ustedes resaltando aquellas areas que me resultan bien “ilustrativas”.

Por poco pierde Aponte la presidencia

Lunes, 15 de mayo de 2006

Por Miguel Díaz Román
end.mdiaz2@elnuevodia.com

En el momento más álgido del tranque que ocasionó el cierre parcial del gobierno, el presidente de la Cámara de Representantes, José Aponte, llegó a expresar su intención de renunciar a su cargo luego de olfatear que se gestaba con éxito un movimiento para destituirlo, según fuentes de El Nuevo Día.

El incidente aconteció el domingo 7 y fue provocado por la intransigencia de Aponte de no considerar el proyecto que aprobó el Senado y que permitía la aprobación de un préstamo de $531 millones que le hubiera permitido al gobierno seguir operando tras sólo una semana de cierre.

La medida respaldaba que el impuesto a la venta de la reforma contributiva, con una tasa de 5.9%, fuera la fuente de repago del préstamo. Una fuente indicó que en la Cámara “se viró la tortilla” cuando Aponte descubrió que había cerca de 15 votos del PNP dispuestos a respaldar la medida y a retirarle la confianza que le permite seguir en la presidencia.

La reagrupación de fuerzas que se dio en la delegación del PNP fue el resultado del intenso cabildeo realizado por los alcaldes de ese partido, quienes amenazaron “de forma sutil” a los legisladores de sus distritos con afectar su reelección si no apoyaban el préstamo.

Estos votos junto con los 18 votos de la delegación del Partido Popular Democrático hubieran causado la salida de Aponte y posiblemente hubieran llevado a la presidencia cameral a Jenniffer González o a Antonio Silva, según fuentes.

El incidente ocurrió cuando el representante José Chico propuso, en el caucus del PNP, que se favoreciera la aprobación del préstamo y como fuente de repago, identificó el 1% de la tasa del impuesto a la venta sin establecer una tasa determinada, que fue la opción que finalmente prevaleció.

Chico fue confrontado por Aponte, quien le indicó que renunciaría a la posición si continuaba la insistencia de aprobar una medida que era contraria a lo que originalmente aprobó la Cámara.

Según la fuente, Aponte insistía en que no se le debía aprobar un préstamo al Ejecutivo, que fue lo que aprobó el Senado, sino “un anticipo”, que es la propuesta aprobada en la Cámara.

La controversia acabó cuando Aponte, en conocimiento de la existencia de 15 legisladores del PNP que pretendían votarle en contra, se negó a bajar al hemiciclo el proyecto del Senado y decidió devolverlo a ese cuerpo “porque era contrario a lo que la Cámara favorecía”.

Al día siguiente, lunes, entró en escena la mediación de los líderes religiosos, un evento que aún no está totalmente claro y del que existen numerosas interrogantes sobre sus precursores anónimos.

La activación de la mediación de los líderes religiosos paralizó las actividades en la Legislatura, especialmente cualquier intento de presentar en la Cámara una medida a favor del préstamo, porque tanto Aponte como el presidente del Senado, Kenneth McClintock, fueron invitados a La Fortaleza para lograr un acuerdo que rompiera el tranque.

En un hecho sin precedentes en la historia del País, la Legislatura quedó a expensas de la llamada comisión de consenso, un grupo de cuatro ciudadanos privados a quienes se les dio la encomienda de producir unas recomendaciones para eliminar el tranque entre el Ejecutivo y la Legislatura.

De hecho, el arzobispo de San Juan, Roberto González Nieves, quien fue el principal protagonista del acuerdo entre el Ejecutivo y la Legislatura, se enteró, por una llamada telefónica, de que era parte de la comisión de mediación.

Incluso, González Nieves llamó al Gobernador en la tarde del lunes para que le diera detalles “sobre la mediación de los religiosos”. El Primer Ejecutivo, quien se encontraba en su vehículo oficial rumbo a una estación de radio donde reaccionaría a la degradación del crédito del gobierno por parte de Moody’s, le indicó de forma escueta: “Tampoco conozco nada”.

Finalmente Aponte respaldó las recomendaciones de la comisión de consenso a favor de un préstamo mayor al de $531 millones y que la fuente de repago fuera el impuesto a la venta de la reforma contributiva, que es todo lo que se había negado a hacer desde el principio.

2 responses to this post.

  1. saludos. primera vez q visito el blog. Mas claras no pueden ser las cosas, aunque no he abierto el periodico que seguramente está enrollao en el balcón, tu post (esta noticia) me parece reactiva-realista-acertada. Para quienes seguimos de cerca o no, la realidad politica-pendeja de la isla, estó fue una bofetá, un cojía… Te cuidas, seguiré leyendo.

    http://tendidonegro.blogspot.com/

    Reply

  2. “El que crea que las cosas se dan por amor al pueblo”, que piense de nuevo…Hasta Samuel Hernandez es un hipocrita…El dinero no tiene patria…

    Reply

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: